Publicado en

Cuadro antiguo familiar a restaurar

Durante las últimas entradas hemos hablado de actividades relacionadas con el exterior pero en esta ocasión te traigo una si eres una persona que disfruta de las actividades que se pueden realizar desde la comodidad de casa: pintar.

La idea para este artículo surgió después de que mi hija pintase sobre uno de los cuadros favoritos de mi mujer, intenté arreglarlo de la mejor manera posible pero fue imposible de restaurar, es más creo que lo había empeorado, así que no me quedó otra que remplazarlo por otro, los precios de los cuadros eran exorbitados y ninguno llamaba realmente mi atención, hasta que se me ocurrió una brillante idea, cogí los marcos para fotos del salón y unas cajas de madera blancas ¡y mi hija y yo nos pusimos manos a la obra! Intentamos imitar el diseño del cuadro original de la mejor manera posible y al llegar mi mujer a casa le encantó el resultado, es más, tuvimos que conseguir más marcos porque ella quería participar. Fue un momento en familia inolvidable y sobre todo una anécdota graciosa para comentar en la siguiente comida familiar.

¡Si quieres pasar un buen rato en familia y relajarte esta actividad es totalmente recomendable!

¡Feliz sábado!